Inicio » Avances, Comunicación y Cultura, Multipolaridad

Venezuela tiene obras originales del ilustrador mexicano

Las calaveras de José Guadalupe Posada se enseñan en el Museo de Bellas Artes

25 agosto 2013

Más de 80 grabados de la colección de la FMN forman la exposición que rinde homenaje al artista en el centenario de su fallecimiento. La muestra estará abierta hasta febrero de 2014

El trazo con el que el ilustrador y caricaturista mexicano José Guadalupe Posada reflejó la cultura popular de su país y sus imaginarios sobre la cotidianidad, el amor, la muerte, e incluso los ideales políticos que surgían de la Revolución Mexicana, se muestran en la exposición Posada. Imagen y tinta de lo mexicano que se inauguró en la Sala 15 del Museo de Bellas Artes (MBA).

La muestra, que estará abierta hasta febrero de 2014, fue organizada por la Fundación Museos Nacionales (FMN) mediante el MBA y con el apoyo de la Embajada de México en Venezuela, a propósito del centenario del fallecimiento del grabador e ilustrador mexicano que se cumplió el pasado 20 de enero.

Se trata de una exhibición de la colección de la FMN, en la que las espectadoras y los espectadores podrán apreciar más de 80 grabados del artista, que fueron publicados en El Jicote y otros medios impresos de la época y en los que reflejó su arraigo con la cultura y la tradición mexicana, como por ejemplo las famosas calaveras, ligadas al acervo popular de su país.

Entre las obras que se encuentran en la sala, el público también podrá apreciar un grabado, hecho por el mexicano, Leopoldo Méndez, considerado el discípulo de Posada.

Durante la inauguración de la exhibición el viernes en la noche, el director del MBA, Ruben Wisotzki destacó que esta es una muestra importante, no solo por la calidad de la obra del artista “que trasciende lo anecdótico y pintoresco que se publicó en los medios de México”, sino porque también consolida la unión de los pueblos del mundo con la cultura.

IMAGINARIO MEXICANO

En la exhibición, los grabados están clasificados de acuerdo con los temas que Posada, abordó a lo largo de su obra y con los que dio valor a la identidad mexicana.

“Más allá de las emblemáticas calaveras, que difundió a través de jocosas composiciones, José Guadalupe Posada creó un imaginario que otorgó a los medios de reproducción gráfica, un valor inédito en cuanto a la identidad, lo narrativo y lo estético. Su prolífica producción como caricaturista, ilustrador, y cronista visual le permitió retratar la vida cotidiana de los mexicanos, así como el ambiente político y social de la época”, explica uno de los textos de la sala.

De esta manera, al recorrer la muestra las usuarias y los usuarios podrán apreciar los grabados de José Guadalupe Posada que abordaron el tema político como La despedida o el beso, La soldadera, Retrato de Emiliano Zapata, Fusilamiento zapatista o Revolucionarios.

Entre las obras en las que abordó lo social y lo cotidiano de su país se encuentran El gachupín milllonario, La pareja N°1, Baile con el diablo, La danza de los apuros, El robachicos, El carpintero enfermo y Pleito de vecindad-La Barrendera.

En la exposición también hay un espacio dedicado a mostrar las caricaturas y grabados con los que Posada recreó en los medios mexicanos el imaginario popular de su país como San Jorge, Noche de brujas, La mujer serpiente y Fenómeno de cuatro pies.

En la sección de la muestra denominada La ilustración en la que se exhiben grabados que Posada hizo para otras publicaciones, como portadas de libros, el público podrá apreciar obras como Morir soñando, El cielo por un beso y El lobo y la zorra.

Entre las piezas con las que José Guadalupe Posada abordó el tema de la muerte se encuentran Muerte en el bar, La tierra se traga a José Sánchez, El aparecido, El asesinato y Muerte de María “La chiquita”.

“Era un artista prolífico y es precisamente eso, lo que quisimos reflejar en la muestra: todo el trabajo que plasmó en las ilustraciones que eran el medio de difusión de la época”, acotó la investigadora y curadora de la exposición, Gladys Yunes.

En la sala también se puede apreciar un video del canal 22 de México, para ilustrar la exposición, en el que se habla sobre la vida del autor.

ESPACIO PARA LAS CALAVERAS

En Posada. Imagen y tinta de lo mexicano no podían faltar las calaveras con las que el ilustrador, grabador y caricaturista ha sido conocido alrededor del mundo, por lo que se dedicó un espacio de la sala a estos grabados, que tal y como explica el catálogo de la exhibición “fueron impresas en periódicos, revistas, panfletos y volantes con un marcado sello popular y una manifiesta actitud crítica, que impactó a la sociedad mexicana de su época”.

Calaveras montadas a caballo, en bicicletas, con sombreros típicos o con adornos, se exhiben para mostrar la manera en la que el autor hacía sus críticas a la situación de su país, así como para recrear el imaginario de la muerte y el Día de los Muertos que se celebra en la nación mexicana.

Entre las obras dedicadas a las calaveras, se exhiben Calavera con hueso, La risa del entierro, Calavera soldadera, Calavera del ku klux klan, Calavera del catarín y Calavera periodística.

HUMOR E IDEAS

En conversación con el Correo del Orinoco, el director de investigación y estudios culturales del MBA, Francisco Ardiles, destacó que Posada aborda en su obra los temas fundamentales de la época que eran publicados en los medios y muestra su visión de la cultura mexicana, así como sus pensamientos e ideales que se desprendieron de la Revolución Mexicana, “desde una perspectiva satírica, paródica e irónica, cuyo fundamento principal era el humor”.

Se muestra “lo que más lo vincula con su arraigo social, nacionalista y revolucionario, aunque se diga, que su nacionalismo no era revolucionario”, expresó.

Ardiles destacó que Posada estaba muy consciente de la importancia del pueblo en el proceso político de la época y por eso refleja los temas que tienen que ver con ese imaginario popular.

“Es una manera de mostrar su ideología, pero también de despertar la conciencia del lector de los medios en los que publicaba”, explicó.

En la exposición “está el Posada que utiliza el dibujo como recurso expresivo y que entiende que los corruptos son una de las figuras representativas de los males de la cultura mexicana. Es en definitiva, esa mirada integral, compleja de esa sociedad fragmentada que ve y dibuja de este autor, periodista y artista”, señaló.

Así, en sus grabados -además de registrar la cultura de la época- también hace un registro histórico de la época social y política en la que vivió.

“A pesar de la inmediatez que exige el oficio del periodismo, la crónica visual construida por Posada no pierde de vista su objetivo crítico y reflexivo. Además de registrar los hechos históricos, cotidianos y costumbristas, logra delinear los rasgos distintivos de la cultura e idiosincrasia de la época”, reseña el catálogo de la exposición.

MUESTRA ÚNICA

Gabriela Olivo de Alba, agregada cultural de la Embajada de México en Venezuela, manifestó en nombre de su país el orgullo por la exhibición venezolana con motivo del centenario luctuoso de Posada, porque muestra la cultura de su país y consolida las relaciones entre ambas naciones.

Asimismo, Olivo de Alba expresó su satisfacción por el hecho de que, en el contexto de la conmemoración de este centenario, Venezuela -con el apoyo de la Embajada de México- haya logrado exhibir esta muestra que es “única, con obra original del museo”. En otros países las actividades por el centenario de la partida física de Posada se ha hecho con las obras de la colección del Museo de Aguascalientes.

“Ustedes (los venezolanos) tienen una joya porque tienen más de 150 obras originales del artista José Guadalupe Posada, autenticadas por el Museo de Aguascalientes (México) y nos enorgullece que sea en este espacio que se haga esta exposición”, afirmó la representante mexicana.

Por su parte, el encargado de negocios, de la Embajada de México en Venezuela, Sergio Zapata Lozano, agradeció que el MBA haya tenido la iniciativa de abrir un espacio para el arte de su país, a propósito del centenario del fallecimiento de uno de sus más grandes exponentes.

“Agradecemos al Gobierno de Venezuela, al Museo de Belals Artes y a su director por mostrar al pueblo esta colección que es propia del museo. Este es el único país que cuenta con su propio acervo del artista”, agregó.

DE PAPELES Y VOLANTES HASTA LA ETERNIDAD

La agregada cultural de la Embajada de México en Venezuela, Gabriela Olivo de Alba, acotó que la obra de este artista es “fundamental” para el arte mexicano del siglo XX.

“Quizás para el común de la gente el nombre del artista, no dice mucho, pero basta señalar La calavera catrina para que recuerden a esa calavera dientona, con sombrero de flores, típico del arte de México”, señaló.

Olivo de Alba, destacó que la obra y la iconografía de Posada, influyó al muralismo y a la escuela mexicana de pintura y consideró que esa permanencia en el tiempo es importante, porque fue una obra, que originalmente no estaba hecha para perdurar en el tiempo.

“En origen los grabados estaban hechos para ser efímeros porque se montaban en los muros, en papel volante para el dar un mensaje al pueblo, que para ese entonces contaba con un 73% de la población analfabeta y es importante que haya permanecido que siga vigente”, afirmó.

T/ Sharlaine Chona
F/ Héctor Rattia